Bajarse del burro

En español tenemos un montón de expresiones similares con el burro como protagonista: “bajarse del burro”, “apearse del burro” y “caerse del burro”. A todas ellas se le atribuye el significado de que alguien reconocer que ha errado en algo.
Esta definición parece indicar que quien se apea del burro actúa motu proprio y hasta de forma graciosa, matices que están ausentes en el uso habitual de la expresión que, más bien, apunta a que acepta hacerlo después de un tiempo de resistirse a ello.
En cualquier caso, al utilizar esta expresión, además de indicar que se ha producido una rectificación también damos a entender que anteriormente había habido un empecinamiento en el error. Esta circunstancia, caracterizada más por el orgullo que por la falta de capacidad, es bastante frecuente.
Sin embargo, en esta vida uno debe saber bajarse del burro  cuando es necesario. Para rectificar el curso de las cosas es necesario reconocer nuestros errores a tiempo, evitando así situaciones complicadas que no sólo acarreen consecuencias negativas sino que además vengan a dañar nuestra imagen y credibilidad de manera irreversible. Los errores generalmente se perdonan (o, al menos, se olvidan) pero el empecinamiento en los mismos merece un juicio menos clemente.
En inglés existen dos construcciones verbales para expresar esa idea de reconocer un error tras oponer cierta resistencia: to climb down (descender) y to back down (echarse hacia atrás). Se puede utilizar también climb-down o climbdown como sustantivo.
Ejemplo práctico:
  • Después de todo el lío, al final se tuvo que bajar del burro y reconocer que nuestras estimaciones de ingresos eran mucho mejores que las suyas. After all the fuss, in the end he had to back down and admit that our revenue projections were much better than his.
  • El Primer Ministro se tuvo que bajar del burro porque muchos de sus propios diputados se opusieron a su propuesta. The Prime Minister had to climb down because there was much opposition to his proposal from the members of his own party.
Es bastante frecuente que el empecinamiento en el error se convierta casi en lo que en otro tiempo se llamaba una actitud vital. Es decir, una superioridad basada en el desprecio a los demás y en una confianza desmesurada en uno mismo, que hacen casi imposible el diálogo y la rectificación.
En estos casos podemos utilizar una construcción inglesa (to get off one’s high horse) que incorpora una imagen similar a la de la expresión española que nos ocupa aunque con un sentido algo diferente o, al menos, mucho más específico.
Ejemplo práctico:
  • Espero que la caña que le dió el jefe sirva para que baje al mundo de los mortales y empiece a tener en cuenta lo que dicen los demás. I hope the stick he got from the boss will make him get off his high horse and start listening to what others have to say.
Anuncios

Una de embarazos japoneses

¿Sabíais que en Japón un embarazo dura 10 meses?

Aunque probablemente no sea lo que te piensas.

Los embarazos en todo el mundo, Japón incluido, duran unas 40 semanas. La diferencia es la manera de contar estos meses.

En el mundo occidental, el embarazo se cuenta por meses calendario. Cada mes, tiene entre 4 y 5 semanas de duración (con la excepción de febrero, al que le gusta ser diferente).

En Japón, el embarazo se divide en 10 “meses” de 4 semanas.

Como me costó un poco entenderlo, os triago esta tabla:

 

Ambos sistemas tienen sus ventajas: contar con meses calendario hace que la estimación de una fecha del nacimiento sea mucho más fácil. Además, los trimestres se dividen más fácilmente en 3 períodos de 3 meses. Con la manera japonesa, siempre sabrás qué mes estás sin tener que consultar el calendario

Afortunadamente, ambos países también cuentan embarazos por semanas, así que si eres un occidental embarazado en Japón, ésa sería la forma neutra de contar tu embarazo.

El síndrome de estar siempre ocupado

Todos tenemos cosas que hacer. Es un hecho. Gracias a internet y a los smartphones, todo el mundo está disponible constantemente. Pero, ¿alguna vez te has dado cuenta de que precisamente las personas que más mencionan que están muy ocupadas son, de hecho, las menos eficientes? Estar muy ocupado no indica necesariemente ser eficiente o  tener éxito. A algunas personas les gusta contarles a todo el mundo lo ocupados que están, para que nadie les pida hacer nada más. A otras personas les gusta dar la impresión de estar muy ocupadas porque es su forma de sentirse importante. Si tú también te sientes muy ocupado, o te das cuenta que eres de los que dicen que estás demasiado ocupado, seguramente el problema sea que no sabes administrar tu tiempo de forma adecuada. A continuación voy a dejaros algunos consejos útiles para conseguir ser más eficiente y mantener una cierta estabilidad mental en tu día a día.

shutterstock_234655666

No digas que sí a todo lo que te piden en el curro: si tienes más trabajo del que puedes manejar,  no aceptes otra tarea solo para complacer al jefe. Si lo haces, tu efectividad disminuirá porque tendrás que dividir tu energía en diferentes proyectos en lugar de ponerla todo en uno y terminarlo bien.
– 
Busca tiempo para los amigos y la familia: sé consciente del valor de sus seres queridos, haz siempre un hueco para pasar tiempo de calidad con ellos. No todo se trata de trabajar. Tienes que recargar las pilas de vez en cuando, y el pasar tiempo con amigos y familiares es perfecto para eso. Haz algo más que trabajar y llama a tus seres queridos.
– 
Prioriza: prioriza las tareas y no pierdas el tiempo con cosas innecesarias. Por ejemplo; no revises constantemente el correo electrónico o Facebook. No sientas que estás obligado a responder inmediatamente  a los mensajes. Termina primero aquello en lo que estés trabajando y luego responde los correos electrónicos o devuelve las llamadas. No puedes hacerlo todo a la vez.   

No permitas que otros te distraigan: concentra toda tu atención en la tarea en la que estás trabajando y no permita que sus compañeros de trabajo ni nada más lo distraiga hasta que termine esa tarea o hasta su hora de descanso. Si pones toda tu energía solo en la tarea en la que estás trabajando, verás que tardarás menos tiempo en completarla.
Duerme lo suficiente y haz una pausa programada: si no duermes lo suficiente y se siente cansado el día siguiente, no podrás trabajar tan eficientemente como te gustaría. Trata de ir a la cama más temprano para conseguir al menos 7-8 horas de sueño. También es una buena idea hacer pausas durante el día para refrescar su mente y mantenerse alejado de su escritorio. Esto te ayudará a mantenerte más motivado y, al final, terminarás tus tareas más rápido.

 

Una de tristeza

A veces me sorprende la facilidad que tienen lagunos de juzgar la forma en que otras personas se sienten. En particular la tristeza. La tristeza no es algo que se distribuya de forma objetiva en base a lo que otros consideren que califica como “estar jodido” sino que tiene su razón de ser en unas causas individuales en cada sujeto (predisposición, contexto, historia de aprendizaje, etc).
“Niños con cáncer sonriendo y personas diciendo que su vida es una mierda porque alguien no las quiere.”
De aquí me gustaría resaltar dos cosas. En primer lugar, que esta perspectiva tiene poco de “objetivo” y más de “cómo quiero que sea el mundo”.
La segunda cosa es que la aparición de expresiones públicas de alegría (como lo son por ejemplo las sonrisas de niños con cancer) no implica que no exista malestar en otras muchas áreas del individuo (estrés, desesperanza, preocupación…).
En otras palabras, este argumento sobre la tristeza se reduce a la obligación social de “sé feliz para que yo no me sienta culpable o importunado con tu malestar”. A los pacientes de cáncer se les bombardea continuamente con esa nociva idea de que tienen que estar contentos y felices. Una idea que, por otra parte, no tiene ninguna evidencia científica de beneficios. Y como si eso fuera poco, los ponen de ejemplo para privar a los demás de la posibilidad de sentirse mal.
94503299

 

Una de videojuegos: To the moon

to-the-moon-screenshot-wallpaper-title-screen
Creado por / Create By: Freebird Games
Año / Year: 2011
Plataforma / Platform: Windows
Genero / Genre: Psicológico, Surreal.
Origen / Origin: USA
Duración aproximada: 4:30 horas

 

 To The Moon [ 4,99 €] es una experiencia que depende casi por completo de la forma en que se desarrolla su historia y de la música excepcional que la respalda. Desvelar de qué va la historia, más allá de la premisa, sería arruinarle el juego a cualquier jugador potencial. Y si bien puedo ofrecer todo tipo de elogios sobre la banda sonora, es dificil poner en palabras lo mucho que me ha impactado este juego.

To The Moon es un viaje increíble a través de los recuerdos de un hombre que ha llegado al final de su vida, y siempre y cuando no te importe el hecho de que la jugabilidad no implica mucho más que andar por ahí y al hacer click en las cosas, deberías darle una oportunidad a esta gema. Se trata de un juego de aventura con algunos elementos de rompecabezas sencillos.

to-the-moon-screen-111

En caso de que no esteis familiarizados con el tema principal de  To The Moon, os lo resumiré. En un futuro no muy lejano, existe una tecnología que permite a las personas modificar sus recuerdos. La compañía que está detrás de esta tecnología lo ofrece como un servicio para otorgar deseos a aquellos a los que les queda muy poco de vida, permitiendo a esas personas la oportunidad de abordar virtualmente cualquier remordimiento que puedan tener o cumplir sueños que nunca tuvieron. Sin embargo, esta tecnología no puede crear recuerdos así como así. Más bien, se hace una copia de ciertas partes de los recuerdos de una persona y unos agentes especialmente capacitados le dan a la persona un pequeño el empujón que necesita para cambiar el rumbo de su nueva vida.

La historia es maravillosa. Es profunda, emocional, preciosa…. La estructura de la historia sigue orden cronológico inverso, ay que para modificar los recuerdos del paciento primeor es necesario navegarlos desde el más reciente hasta el más antiguo.  Te hará preguntarte el cómo y por qué de varias cosas, solo para retroceder un poco en el tiempo y obtener tal vez una respuesta o dos junto con otra pregunta. A lo mejor piensas que has averiguado hacia dónde iban las cosas y de pronto se descubre un nuevo detalle, una nueva explicación. Y cuando finalmente se entreteje todo y todo llega a un punto crítico, es difícil no sentir algo por estos pequeños grupos de píxeles.

screen696x696-95

evanneil

Cine Indie: Donnie Darko

Hoy me gustaría hablaros de una película que considero una joyita del cine: Donnie Darko. Es una de esas películas que a lo mejor viste alguna vez pero que no la recuerdas bien, o de la que has oído hablar. También es una de esas películas que no acabaste de entender del todo, pero que tienen un algo que te impide apartarlas de tu mente.

Donnie Darko es un chaval muy inteligente con brotes psicópatas. Una noche, sonámbulo, se le aparece su amigo imaginario, el conejo gigante Frank, que le predice el final del mundo en 28 días, 6 horas, 42 minutos y 12 segundos. Al mismo tiempo, un motor de avión cae del cielo y destruye la habitación de Donnie, de la que milagrosamente había salido, salvándose así la vida. A partir de ese momento, los brotes psicópatas de Donnie parecen convertirse en afloraciones de un extraño poder oculto relacionado con la predicción del destino, al mismo tiempo que se enamora de “la chica nueva” en su instituto, Frank le obliga a causar destrozos en su vecindario y se descubre que ningún avión había sobrevolado la casa en el momento del incidente con el motor… Y la cuenta atrás sigue cobrándose segundos…

Va a ser difícil comentar esta película, pero lo haré de todas formas. Comienzo diciendo que Donnie Darko es indiscutiblemente una de mis películas favoritas por el simple hecho de que, cada vez que la ves, la entiendes un poco más, atas más cabos y te da la falsa ilusión de que algún dia podrás entenderla en su conjunto. La gente que ve esta peli suele crearse grandes expectativas durante el increíblemente inteligente desarrollo pero decepcionarse con el final, ya que éste no se presenta con explicaciones masticaditas y directas a todas las preguntas. ¡Pero es que no es eso lo que pretende!

Donnie, medio sonámbulo y con hacha al hombro… Mal asunto.

La intención de la película es mantenerte pensando mientras dura y después de acabar. Y, si lo haces, te recompensa con cachitos de comprensión muy satisfactorios y personales. No hay un solo modo de entenderla, sino que cada persona tiene su forma de hacerlo, si es que te propones encontrarlo. La otra opción es desecharla y acusarla de tener un mal final. Puedes hacerlo, claro, pero eso es no haberse esforzado en entenderla y haber perdido 113 minutos de tu vida.

Con el cuchillo contra el espejo. ¿Un intento de invocar a Frank?
Uno de los puntos más fuertes de la historia es que trata relaciones y situaciones fascinantes y curiosas, como la existente entre Donnie y su psicóloga hipnotizadora que trata de entenderlo, o entre Donnie y su chica. No hay ni un solo personaje que no tenga carga de importancia y una gran profundidad, todos son metafóricos pero, al mismo tiempo, cercanos. Los diálogos son originales, ácidos, frescos y divertidos, me encanta la discusión entre D. y sus amigos sobre la asexualidad de los Pitufos y la importancia de la polla. Y luego está la conversación épica de Frank y Donnie en el cine.
“Why do you wear that stupid bunny suit?”
“… Why do you wear that stupid man suit?”
Los puntos paranormales de la película, además de la cuenta atrás (que mantiene una tensión y desconcierto constantes), hacen que surgan en el espectador dos preguntas simultáneas: “¿qué coño?” y “¡ah! ¿puede ser que…?”. El final es un “¡¡lo entiendo!!” seguido por un “¿pero entonces…?”. Y Donnie es un constante “¡cómo mola este tío!” mezclado con un poco de “¿pero éste chico…?”.
Donnie es desafiar el destino con la mente, apostar por la muerte y dar la vida.
Y qué más decir.
La BSO es perfecta, Jake Gyllenhaal está perfecto, los demás actores están increíbles.Recomendada absolutamente, aunque si la veis, puede que me lo recriminéis.
¡Ah! Eso sí, no veáis la secuela, es basura.

Cojín

Escribí este texto como un reto… Consistía en abrir el diccionario por cualquier página, leer la primera palabra que saliera, y escribir una historia corta SOBRE esa palabra. Este fue el resultado:

Se trataba de un simple cojín que descansaba en la esquina de la habitación. Era cuadrado, suave, espumoso. Tenía una letras bordadas en él, A.J. Tocarlo le hubiera traído buenos recuerdos -posiblemente-, memorias de su infancia.  Cuando todos estaban juntos. De haberse atrevido a acariciarlo, seguramente hubiera perdido alguna lágrima y hubiera acaso dormido abrazada a él. Pero a su vez, la presencia de ese cojín en esa habitación blanca e impoluta  la inquietaba enormemente. Un cojín podía servir para un millón de objetivos diferentes. Puede acomodar tu cansancio tras un día agotador. Apoyar tu dolorida espalda.  Pero también puede usarse para asfixiar a una persona. Podría untarse en narcóticos y forzar a una victima a dormir eternamente. Si uno piensa lo suficiente, cualquier objeto del día a día puede convertirse en un arma letal. 

Tras lo sucedido, Andrea vivía en una lucha constante por discernir  amenazas imaginarias de amenazas reales. Cuando el cojín apareció en su campo de vista como de la nada,  se dilataron sus pupilas. La respuesta de su cuerpo fue inmediata: su ritmo cardíaco aumentó, sus músculos se tensaron, y se le puso la piel de gallina. Por su mente pasaron mil maneras en las que el cojín presentaba un peligro inminente para su vida.

Los doctores la observaban desde la seguridad de sus escritorios; las cámaras de vigilaancia seguían los pasos agitados de Andrea. Chilló con la fuerza de su garganta. Cuando el mundo te ha arrebatado lo único que te hace sentir vivo, y tu seguridad personal, no racionalizas de la misma manera. Se abalanzó sobre el cojín cual león sobre su presa, y con las manos vacías, y las uñas al aire, desgarró la tela que mantenía  la espuma en su interior y lo deshizo en pedazos. Sus uñas, más largas de lo habitual, se habían fortalecido con el tiempo. Eran largas, afiladas como si se tratara de las de un animal.  La respiración entrecortada retumbaba en sala cual canto victorioso.

Los doctores no se mostraron sorprendidos. El cuerpo de Andrea temblaba con la emoción del momento, de saber que, una vez más,había sobrevivido a la amenaza. Sabiendo que estaba a salvo de nuevo. No era orgullo lo que sentía, ni tan solo poder. Lo único que podía sentir estos últimos meses era consuelo de saber que estaba viva. Eso, y la desgracia de haber sobrevivido.