Drink, Drank, Drunk…

¡Hoy vuelvo de nuevo con un post sobre el inglés! Y es que me apasiona este idioma y quería compartir con vosotros un cronograma super especial:

 Se trata de una línea del tiempo que muestra cómo ha evolucionado la palabra “drunk” a lo largo del tiempo. Muestra unos 35 sinónimos de la palabra “drunk”, incluyendo informaión sobre dichas palabras tal como etimología, uso en frases populares, y citas históricas famosas.

http://www.tiki-toki.com/timeline/entry/331290/Drinking-through-the-ages/

¡Disfrutadla!

La lengua pársel en el universo de Harry Potter

¿Alguno de vosotros ha pensado alguna vez en lo interesante que es la lengua pársel del universo de Harry Potter?

  • En primer lugar, es un idioma que debe de guardar algún tipo de similitud con las lenguas humanas, porque la mente de Harry es capaz de comprenderla. Esto significa que por lo menos, tiene que tener un vocabulario, una morfología (más o menos compleja) y una sintaxis.
  • El linguista más famoso del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, es obviamente, Noam Chomsssssssssky (uno de los mejores estudiantes de las Runas Antiguas y de aritmancia que Slytherin ha tenido jamás )
  • Es un lenguaje hablado. Con esto me refiero a que usa el canal vocal-auditivo (Podría estar basado en movimiento, como la danza de las abejas, pero no). Lo cual implica que tiene una fonología desarrollada, y que las serpientes utilizan el tracto vocal para hablar, como nosotros. ¡Los zoólogos magos estarán super interesados en estudiar la forma en que la mente de las serpientes procesa la lengua pársel!
  • La lengua pársel es el idioma se las serpientes, pero también la de especies similares a las serpientes, como el Basilico, o el Runespoor -que en realidad no son serpientes (del todo)-. ¿Significa esto que la lengua pársel podría tener dialectos y acentos, como las lenguas humanas?
  • En el séptimo libro, Ron consigue hablar (En realidad, imitar, pero funciona igual) la lengua pársel para abrir la cámara de los secretos. En teoría, la lengua pársel es hereditaria… ¿Pero puede enseñarse y aprenderse?
  • Por cierto, lo de que sea hereditaria sería un punto a favor para la gramática generativa (que afirma que los elementos más básicos del lenguaje son esencialmente biológicos).

Como podéis ver, la lengua pársel es muy interesante. En mi imaginación, el Ministerio de Magia cuenta con un departamento de linguistica donde los magos linguistas estudian, entre otras cosas, la morfología de los hechizos, la sociolingüistica de la censura del nombre de Voldemort, y, por supuesto, la lengua pársel.

Como si eso fuera pocoouroboros-2, la lengua pársel que utilizan en las películas es de hecho un idioma artificial muy bien creado. Por ejemplo, no tiene sonidos labiales o redondeados (puesto que los labios de las serpientes no son tan flexibles como los de los humanos), pero si que tiene consonantes faríngeas y montones de fricativas (Claro, como son serpientes…). Además,  tiene la estructura Verbo-Sujeto-Objeto (en español es Sujeto-Verbo-Objeto), y postposiciones -lo cual es muy inusual para lenguajes de estructura VSO.- y es ergativa. No estoy segura del porqué de estos últimos puntos, pero me gustan.

Si no os importa leer en inglés, podéis encontrar información más a fondo sobre esta lengua en esta guía para aprender la lengua Pársel, o en esta gramática, esta otra gramática inspirada en la lengua pársel, o en este traductor, Aunque la verdad es que no estoy muy segura de hasta qué punto son fiables estas fuentes, cuanto menos, son bastante curiosas.

Si ése fuera mi hogar

Hoy quiero enseñaron una página web que pienso que sería genial para una clase de ingles:

Se tratade una página web que detecta en qué país estás -esto lo puedes cambiar- y en la que, al elegir un país, lo compara con tu país de residencia y te proporciona una lista de  estadísticas y números relativos al nivel de vida del país .

https://www.ifitweremyhome.com/

¡Me parece una manera genial de practicar los comparativos y las oraciones condicionales en inglés! Y es algo que da mucho juego: Puedes pedir a los alumnos que eligan su país ideal y que ellos mismos creen comparativas que ellos piensan que podrían ser verdad… y luego comparar sus comparativas con las de la web…. ¡Seguro que hay más de una sorpresa!

12-05-2016 10-48-13   albundy_shock

PD: Mi prometido es de los estados unidos, y estamos pensando en mudándonos allí de aquí a unos años. ¡Deseenme suerte!

 

La ética del traductor

Cuando hablamos sobre los problemas éticos que afronta una determinada profesión , normalmente las primeras profesiones que se nos vienen a la cabeza primero son médicos, jueces y abogados. Sin embargo, los traductores e interpretes también tienen que considerar una serie de decisiones éticas durante su día a día: Plazos de entrega,  el rechazo de un proyecto para el cual no se está cualificado o certificado, no  cobrarle al cliente más de lo estipulado, mantener la confidencialidad de la información del cliente… etc

En EEUU, la Asociación Americana de Traductores tiene incluso un código de ética profesional, por ejemplo. Pero, ¿qué hay del código de ética personal?

traducir-xposed-destacada3Un amiga interprete me contaba cómo, durante una reunión entre dos empresas, los asesores financieros para los que trabajaba mi amiga, empezaron a hacer bromas entre ellos, diciendo cosas despectivas de la otra empresa. La labor de un interprete consiste en traducir todo lo que se dice, así que os podéis imaginar el estado de conflicto en el que se encontraba mi amiga. ¿Qué hacer? Ella decidió avisar a los asesores financieros de que desde ese momento en adelante, había decidido que iba a traducir absoultamente todo lo que dijeran. Una vez dicho esto, los asesores financieros dejaron de burlarse de los otros.

Sin embargo, otras veces, los traductores se enfrentan a dilemas éticos que están relacionados con sus opiniones en el mundo que les rodea. Por ejemplo, a la hora de traducir las instrucciones de uso de un rifle automático, ¿lo harías aún sabiendo que el público al que está dirigido son los adolescentes de Sudán? ¿y si se tratara de uun panfleto sobre la ideología neo-Nazi? ¿y si el traductor es Pro-elección , y le piden que interprete para un grupo a favor del aborto?

Traducir o no traducir, esa es la cuestión. Hay miles de opiniones respesto a este asunto, dependiendo a quien le preguntes. Algunos profesionales piensan que separar tus convicciones personales de tu vida profesional es algo esencial, ¿Pero hasta qué punto es esto posible? Uno de los requirimientos para conseguir una buena traducción es ser fiel al texto de origen, y esto significa que la subjetividad aquí, no tiene lugarmarketing-de-contenidos-traducir-tu-web.

Esto nos lleva a preguntarnos si un traductor sería capaz de hacer un trabajo de calidad aún cuando implicara que se traicionara a sí mismo. Como he mencionado anteriormente, probablemente dependerá de cada uno. También dependera hasta cierto punto de las circunstancias personales de cada individuo. Por ejemplo, es menos probable que un traductor que acaba de empezar sea escrupuloso con los trabajos que acepta, especialmente si es su única fuente de ingresos.

Una de géneros

Si hay algo frustrante para los estudiantes británicos cuando comienzan a aprender un segundo idioma, es cuando se encuentran con la característica del género gramatical. El concepto de que los nombres pueden ser femeninos, o masculinos, les parece muy difícil de interiorizar. El idioma inglés es uno de los pocos idiomas indo-europeos que no tienen nombres con género. O más bien, que ya no tiene.

Como el inglés es el hijo bastardo de una variante antigua del Alemán, hace tiempo solía tener tres géneros. Pero después de la conquista normanda, se perdieron. En mi experiencia, el reto de los hablantes nativos de inglés no es en sí, la existencia del género gramatical, sino toda la energía mental que gastan en sus futiles intentos de encontrarle una lógica. Una vez más: NO. TIENE. LÓGICA. Es como el tiempo, O como los impuestos. O como lo que le sucede a los calcetines en la lavadora

En alemán, por ejemplo, la palabra “hombre” (Mann), y “mujer” (Frei) son respectivamente masculinas y femeninas.Sin embargo, la palabra alemana Weib, que es una palabra alemana antigua (y en el lenguaje moderno, vulgar) que significa “Mujer” -Muy parecida al “wife” inglés- es en realidad, neutra, y NO femenina.

La palabra alemana para “niña”, Mädchen, también es neutra, aunque sí que tiene cierta lógica en este caso, puesto que es el diminutivo del femenino Maid (criada, sirvienta), y en alemán, todos los diminutivos son neutros.

Y, en español, hay problemas incluso más paradójicos: Las palabras que designan los genitales masculinos y femeninos…. son femeninas, y masculinas, respectivamente, y no al revés, como podría esperarse.

En la cabeza del hablante de inglés, este tipo de cosas son una completa locura. Y también causan muchas sorpresas cuando los nativos de una lengua de géneros, aprenden otra lengua con géneros…. ya que raramente suelen coincidir. Un amigo español mío me contaba cómo una vez, estando en alemania, se encontró con unos baños que en vez de tener la imágen clara de hombre y mujer, tenían la imagen de un sol y de una luna. En alemán, el sol es femenino (die Sonne), y la luna es masculina (der Mond). En español es al revés, así que podéis imaginaros el resto de la anécdota…

 ed80808314d12584ddf8c412f87caa92

Relatividad

Que el tiempo no es inmutable, sino relativo a cada cuerpo y su velocidad en el espacio, es algo que sólo sabemos desde hace poco más de un siglo, gracias a aquel simpático alemán que tuvo algún que otro día inspirado. Bueno, parece ser que en realidad no era tan simpático, pero eso no resta mérito a la revelación que hizo a la humanidad. No es fácil convencer al mundo entero de la veracidad de una teoría que topa de frente con la intuición. De hecho, creo que la mayoría de personas todavía no comprendemos ni una pequeña parte de todo lo que esa idea implica.

Hablar del tiempo siempre ha resultado algo muy complejo (excepto si te encuentras en un ascensor). Miles de filósofos y físicos llevan siglos discutiendo acerca de su naturaleza, y lo cierto es que aún hoy no lo tienen nada claro. Incluso hay quien piensa que el tiempo realmente no existe, y que es sólo una percepción que emerge de una realidad más fundamental, realidad que por supuesto tampoco conocemos.

Si tanta gente ha sido incapaz de llegar a una conclusión, no voy a ser yo el que trate de encontrarla, dejemos que los científicos sigan entretenidos. De lo que quiero hablar no es de la relatividad física del tiempo, sino de su subjetividad psicológica. Comparar ambos conceptos no es ninguna novedad, de hecho el propio Einstein lo hizo en su momento:

“Cuando un hombre se sienta con una chica bonita durante una hora, parece que fuese un minuto. Pero déjalo que se siente en una estufa caliente durante un minuto y le parecerá más de una hora. Eso es relatividad”

Todos hemos experimentado infinitas veces algo parecido a estas palabras de Einstein. Desde nuestro punto de vista, el tiempo pasa mucho más deprisa cuando estamos disfrutando, que cuando nos encontramos sumidos en el aburrimiento o la angustia. Por lo general, nuestro cerebro “acelera” el tiempo cuando es estimulado por sentimientos positivos y lo “decelera” ante sentimientos negativos. Hasta el lenguaje incide en ello, y por eso cuando notamos que las horas no avanzan, decimos que necesitamos matar el tiempo, como si en ese momento no nos sirviese para nada y nos lo quisiéramos quitar de encima.

Estamos tan habituados a que nuestra mente funcione de esta forma, que resulta interesante plantearse cómo serían nuestras vidas si el cerebro actuase de forma inversa, es decir, ralentizando el tiempo cuando se enfrenta a sentimientos positivos e incrementado su velocidad en los momentos de negatividad.  Sería genial manejar nuestra vida como si de un DVD se tratara, poniéndola a cámara lenta en nuestros momentos de gloria y acelerándola a toda prisa en nuestras horas más bajas.

Por desgracia, todas estas suposiciones son una quimera. Está claro que los seres humanos somos seres imperfectos, pero quiero pensar que en el fondo nuestro cerebro no es tan cabrón y funciona así por algún motivo. Heidegger decía que el tiempo es la categoría básica de la existencia, y quizá percibirlo de la forma en que lo hacemos sea lo que nos impulsa a avanzar en nuestras vidas. Para crecer necesitamos avanzar, y por ello no podemos quedarnos atrapados en un momento concreto de nuestra existencia, por muy feliz que sea, sino que tenemos que perseguir un nuevo pequeño instante de felicidad caminando a través del desierto de la monotonía. Una vez alcanzado ese instante, y sin tiempo casi para paladearlo, ya estaremos en búsqueda del siguiente. Y así eternamente, hasta que nuestro cuerpo se consuma. En eso consiste vivir.

Pero si pudieramos estirar como un chicle la percepción de nuestros instantes felices, ¿quién no iba a tener la tentación de dilatar una sonrisa, una mirada, o un beso, hasta hacerlos eternos?